licencia commors

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

El viaje


Caminé durante horas ,bajo la luz de la luna llena que iluminaba el valle de las sombras.

Finalmente encontre el lugar exacto donde poder cavar y allí en medio de la nada mas absoluta enterre mi corazón.

solo mientras navego vuelve a la vida, entre brumas de recuerdos, que en sustancia creo que no existen.

Precisamente por que son realidades en si mismos.











Free Counters



the music

Azrael

Gordita

Mi Tiempo

MADRID

martes, 15 de mayo de 2018

INSTINTIVA


 Instintiva.



Obsesiones y perturbación en el ojo del huracán,
Fluctuación y ensoñación  en los rojos ojos,

Un capón en la petulancia del amo,
Un por eso yo te espero,

Una sola canción de amor,
Una frase mal dicha,
Un te espero.

Pero que ocurre,
¿ se muere la envidia?


¡Oh si, eso puede ser!              

sábado, 7 de abril de 2018

EL SUEÑO DE LOS NECIOS



EL SUEÑO DE LOS NECIOS.
Hace tiempo que dormí
Manteniéndome dormida,
No soñé,
No desperté,
Solo en sueños suspendida,
Desperté,
Me incorpore
Había un círculo blanco
Pero se volvió muy negro,
Tu envidia me jode
Hablo claro,
Pero tu ira me ofende,
Tu prepotencia me mata,
Pero tranquilo no muero,
Porque de eso se trata,
De eliminar a los muertos,
Pues debo confesarte algo,
Llevo milenios dormida,
Pero he despertado
Como osas compararte a mí,
Como me imitas buscándome,
Crees que me puedes seguir,
Pero no me das ni miedo,
No respeto tus mentiras,
No me da miedo tu ira,
Me recuerdas a un enano,
Que juega en las siete pistas,
Ponte las pilas
Si quieres parecer un poco a mí.
Porque tienes un problema
Si crees que con un palillo,
Mi corazón puedes partir.


Serás cretino.

DE ABSURDOS Y BRUTALES




ADSURDOS Y BRUTAL ES


Cuentas necedades que a nadie interesan
Y te sientes feliz girándote en ellas,
Pisas punteros de nadas,
Mientras calientas la calma,
Gírate sobre ti mismo,
Peonza de peón ungido,
No eres nada ni nadie,
Solo un títere imperfecto,
Que te mueves a sus órdenes,
Siguiendo sus preceptos,
Absurdo entre las miradas,
No miras lo que no ves,
Por lo que no miras nada,
Puesto que tú nada ves,
Ahora me buscas y no me hayas,
No sabes de qué hablo ni con quien,
Bajas a tus adeptos,
Pero de mi nada saben
Por qué de mi nada ven,
Tienes un problema,
Bueno tu problema eres tú. 

MUERTE ASISTIDA



Una suplencia de alma,
A pulsos de corazón,
Entre la vida y la nada,
No me sirve la razón.

Cuentas del alma aplazadas,
Entre silbidos de tren,
Pausa y palmas,
De nada sirve la calma,

Sube la escalera rota,
A golpes de calcetín,
Mientras te llora la  palma,
De tanto subir y subir.

Pero no te sube nada,
Que no tengas que pagar
Mientras te baja la calma
De tanto y  tanto pensar.

Un suicido mas
La muerte se pasea lenta,
Es la peste la que manda,
Está muerta ciudad. 



domingo, 19 de noviembre de 2017

BUSCANDO UNA NOTA ENTRE NEGRAS



Buscando una nota entre negras.

¿Había tantos como me imaginaba? No ni mucho menos, la cosa estaba muy mal, de hecho yo diría que la humanidad había perdido.
Traer a seres a luchar a esta realidad no era la cuestión, la cuestión ¿es merecía la pena?
No lo se paseaba por las calles junto con mi protector y no me daba la impresión de que aquellos seres llamados humanos merecieran mi ayuda, quizás lo mejor era abandonarles a su suerte.
Al fin y al cabo estaban tan corrompidos que un final era necesario, aunque ese final fuera hacer que un volcán estallara y provocara un gran cataclismo, como ocurrió en el 500DC.
Bueno tampoco sirvió de mucho, quiero decir que había vuelto a ocurrir, si esto fuera una partida de ajedrez repetir la misma jugada era un poco cruel.
Por el 500 un gran volcán provoco un caos y una enorme enfermedad mato lo que el volcán no consiguió, yo había caminado por aquellas calles de muerte y sabía que los humanos tenían corazones y no todos eran malos, pero muchos habían caído, muchos pero no tantos como caerían ahora.
Tenía que pensar y pensar mucho, me llevaban a ver a alguien esperaba que ese alguien me ayudara a tomar una decisión.
Eso esperaba. 

sábado, 18 de noviembre de 2017

Noche




NOCHE


Presentación.
Digamos que jamás pensé que mi vida girara entorno a escribir en un blog, pero así es.
Todos los que conozco piensan que soy una frique, la realidad es que solo soy noche y eso es todo y nada.
Mi historia comienza con una noche como otra cualquiera, con sus cosas y sus ideas allá por el 2011 en Madrid.
Es una historia que como me diría mi amiga Hervione, solo se vive una vez, eso es gracioso viniendo de un muerto, pero es cierto, solo viviré esto una vez, ya no habrá otra.
La idea de que no existimos es grandiosa, viniendo de nosotros mismos, pero tarde o temprano alguien se cruza en nuestro camino y entonces ya no podemos ocultarnos.
Yo sin saberlo, sin quererlo, sin pensarlo me enamore, eso es algo que jamás imagine que me pasaría pero me paso.
La vida es una idea del pasado que de pronto llego a mí, como algo insospechado.
Lo de escribir en este blog, por primera vez después de 6 años es algo que mi querida amiga Hervione, me ha hecho hacer para desahogar mi dolor.
Empecemos con la historia.
Octubre de 2011, invitaron a Rouger thanatos y Hervione a una fiesta, Viktor iba con ellos y el me llevo para que no me quedara sola en casa.
La soledad no me importaba pero últimamente la idea de acabar con todo era muy fuerte en mí, por eso me trajo desde Finlandia a España, no quería dejarme sola en aquel lugar.
En España encontré un lugar donde me sentía como en casa, y no era mi casa, se trataba de un cementerio un precioso lugar en el barrio de la Elipa donde he de decir que encontré a uno de los nuestros que jamás pensé que existieran, creí que eran leyendas.
Me emociona recordar aquel momento porque él era un ser increíble, no le importaba ser un monstruo, le daba igual allí estaba seguro y se sentía bien.
Recuerdo que yo encontré ese lugar, por mi olfato, buscar un lugar donde encontrar reposo tras la muerte eso puse en el google y salió en la pantalla Cementerio de la Almudena.
Fui para allá, a los al redores los encontré encantadores, compre un ramo de margaritas a unos gitanos en la puerta y entre.
Fui caminando hasta que encontré un lugar donde me sentí cómoda y sola, un Ángel enorme coronaba la tumba, me tumbe sobre la lápida y me coloque el ramo de margaritas como si fuera un ramo de novia, con mis manos cogiéndole.
Hoy un sonido de desaprobación, un sonido que no me pareció humano pero tampoco deshumano, así que me incorpore.
Frente a mí, un Nosferatun me observaba con un olor que solo se puede describir a muerte, una mezcla de moho, carne en descomposición y sobre todo un abrigo negro raído y negro, o en su tiempo lo fue.
Me observaba con una cara de desaprobación y comenzó a hablar viniendo hacia mí.
Siempre pensé que era una leyenda o un personaje de ficción, nunca había encontrado a un ser así pero resulto que lo habían encontrado, lo de venir hacia mí es una forma de hablar, porque era como si flotara a mi alrededor.
Me extendió la mano a forma de asco, miro hacia otro lado al hacerlo, levanta, levanta, decía como en susurros, yo conocí a este muerto, es un muerto que era un imbécil humano y se murió, no merece que le robes la lápida, me sentí como una maldita cerda y me incorpore.
Mira si te portas bien te llevare a una que te pega más, pero no pises más las tumbas, no seas irreverente se educada ellos descansan en paz nosotros no podremos jamás, seamos educados.
¿Eres un Nosferatun? le dije, el me miro como si le hubiera hecho una pregunta absurda y me hizo un gesto con la mano como si fuera algo evidente que era lo que era y me callé, no iba a hablar más y le seguí.
Me llevo a una tumba con una lápida muy antigua, era de piedra y solo tenía una cruz era preciosa, si lo pienso no había letras no había nombres el simplemente él dijo, esta es la tumba de la noche, tuya es pero la noche no tiene amigos, no tiene enemigos, solo tiene seres que se cruzan en su camino, que caminan bajo ella a su amparo o desamparo.
Túmbate, dijo y yo le hice caso, no bromeaba no creo que la sonrisa que me dedico fuera maligna aunque lo pareciera, y me cogió las margaritas, las puso a mi alrededor como si tarareara fue cantando una canción de cuna y luego dijo, ¿quieres que te mate y descansar en paz para siempre vampirita? Sentí miedo pero al mismo tiempo sabía que no me haría daño, ya lo habría hecho si hubiera querido, negué con la cabeza y me dijo, bueno si me necesitas ya sabes dónde estoy tengo que retirarme viene gente, cuando me desperté no estaba, no estaba pero aun podía olerle.
Salí del cementerio tranquila y me fui caminando por si le volvía a ver, pero no le volví a ver hasta el juego, o así lo llama el, mi juego.
Noche y la noche que comencé el juego.


Mientras caminaba, me daba cuenta de que algo me había hecho sentir viva, pero no era el hecho de haber sentido la muerte tan cerca, era el, sentía que deseaba, volver a verle, a sentirle a tenerle cerca……… Noche, me llamo Noche.

Fui a la fiesta con Viktor, durante el trayecto en coche le pregunte sin parar.
¿Has visto algún Nosferatun? Así comencé la conversación y el me dejo sin palabras cuando me dijo ¿le has visto tú? Yo asentí, el hizo un gesto de sonrisa torcida que jamás pensé que le provocaría yo, quedo un silencio hasta que llegamos a la fiesta, era en una enorme discoteca se llamaba DARK HOLE, fufé nombre raro para ser una discoteca de disfraces.
Había Drácula, hombres lobos, había de todo y entre todos Rouger y Hervione, en la barra mirándose los pies, el autocontrol de ambos es algo que me sorprende tanto, son capaces de aguantar a esta gente sin inmutarse.
Los Toreadores, como ellos se denominan son así, se llaman así porque dicen que así les denominan los humanos, en fin son como viktor y yo, son los no vivos pero vivos o los no muertos pero muertos, son imanes atraen a los humanos, a los locos, a los indeseables y a los deseables.
Es curioso, leí sobre los toreadores en el blog donde escribo y si ellos encajan, pero os aseguro que son dos monstruos igual a los demás eso sí, no lo parecen…. De eso se trata su juego.
Ahora vamos a hablar del mío, Viktor amaba a Hervione, pero dejo de hacerlo cuando encontró a una vampira medio loca llamada Clave de Re, ese día Viktor y Rouger se hicieron uno, ambos amaban y a personas diferentes.
Viktor amaba a Hervione, pero Hervione se enamoró de Rouger durante la 2 ª guerra mundial, el encantador Rouger encontró a la dulce Hervione y mira por donde se amaron, así lo describía Viktor hasta que el cruel VíKtor el Vikingo encontró a la loca Clave de Re, y ya no hubo marcha atrás.
El único que le entendía era Rouger, quizás porque somos pocos o quizás porque ambos son muy crueles.
Viktor amo con tal pasión a Clave que esta le dejo y se fue a América, digo América porque no se sabe dónde está.
Pero ella volverá, siempre vuelve, ¿él va por libre son dos toreadores? No lo sé pero estos sí que lo parecen.
Ahora bien, ¿yo como encajo en la vida de Viktor y Rouger?, bueno soy amiga de Hervione, pero no de Clave de Re, no la soporto ni ella a mí.
En fin, Viktor me encontró en las calles de Finlandia viviendo en la calle y me llevo con él, no me puso nombre ni yo se lo da no tenía nombre, solo era yo.
Ahora tengo nombre, así que se lo dije a Viktor, ahora me puedes llamar Noche, el asintió.
Entonces encontré a mi juego, entraba por la puerta con un mafioso ruso llamado Igor, mi juego entro con otro más los dos rusos y llenos de tatuajes, vaya me llamo la atención y yo a él.
Si, lo pienso con frialdad si es un juego, yo estaba hastiada y necesitaba jugar, mi Nosferatun tiene razón
Notaba como aquel ruso me observaba desde que entro eso era divertido, pero no para él, si para mí.
Hable con Viktor y me conto quien era, por lo visto controlaba una serie de burdeles y putas de la calle,  y los que venían con él, eran dos guardas espaldas, que había traído de Rusia pues no se fiaba de los de aquí ni de los de ninguna parte, estos habían cumplido cárcel con él y se fiaba más que de otros.
No era buena gente, y eso me atraía, quien sería yo antes de ser lo que era, no lo recordaba pero no debía ser muy buena cuando me atraía gente tan nefasta.
El caso es que me marche antes que nadie, y espere en la calle, vi salir a el tal Igor y sus guarda espaldas, y les seguí cogieron un coche y yo un taxi.
Cuando llegaron a la zona donde iban el taxista me dijo, chica no te llevo ahí es peligroso y yo le pague y me baje del coche, lo cierto es que estaba lleno de putas y coches que paraban así que aprovechando las sombras, fui a ver dónde iban y lo encontré había otro coche y un tipo por acento de Rumania, decía que el dinero no era justo que era mala noche, esto  me hizo pensar que había ido a la discoteca a cobrar algo, pero quizás solo fuera uno de los que disfrutaba con los disfrazados, pronto descubrí lo que hacían y quien eran y no me gusto.
Resultaba que el tal Igor era  propietario de unos burdeles de alto standing, eso incluía algunas mazmorras y claro las madamas iban a la fiesta a conocer tanto a chicas como a chicos futuros clientes y compradores.
El caso es que ahora estaban en una zona que según me dijo el taxista no era apta para personas como yo, esto me gustaba cada vez más.
Comencé a observar, por lo que veía no los rumanos estaban jodidos y los rusos se iban posicionando.
Entonces oí el nombre de mi tatuado favorito Vladimir, se puso detrás del rumano que era jefe y saco un puñal, se lo clavo en la nuca y este cayó al suelo.
Los otros no hicieron nada y el tal Igor dio órdenes, Vladimir y el compañero Iván se encargarían del cadáver, los otros rumanos trajeron a cinco chicas, escuálidas y medio desnudas.
Igor se acercó a una pelirroja que estaba medio encogida de frio, y la cogió de la mano.
Los rumanos llevaron a las otras a trabajar y esta fue hacia el coche donde estaba el que supongo era el chofer, estaba más alejado.
Pensé los pros y los contras, la pelirroja me era indiferente pero el tal Igor no me gustaba un  pelo, si lo mataba en el coche Viktor tendría problemas, si les dejaba irse la pelirroja tendría problemas, y si me iba con ella yo tendría problemas.

Así que me acerque al coche y pregunte si me podían ayudar que me había perdido, el tal Igor me miro como si hubiera encontrado un diamante y dijo que me acercaría, dio orden al chofer de llevar a la pelirroja de vuelta a la calle con sus amigas, entonces yo salte sobre él y le mordí en la yugular, el tío quedo conmocionado y el tal Igor se metió en el coche la pelirroja ni grito, la cogí de la mano y como si fuera su madre dije quieres que te muerda o corres y la tía corrió.
Fuimos a un descampado, había coches así que cogí uno prestado, lo arranque y fui al único lugar donde sabía que no me buscarían y donde me sentía como en casa, la calle estaba llena de gente drogada y borracha, hablaban alto y al verme bajar del coche con la pelirroja de mi mano, nadie dijo nada, todos siguieron igual solo uno pregunto oye puedo cogerte el coche y yo le dije, tú mismo.
El caso es que la valla era un problema, como iba a subir a la pelirroja que empezó a temblar, lloraba y balbuceaban cosas como eres un demonio salida de la tumba, yo me gire y dije, quieres morir o vivir.
Ella se cayó, bien ya era hora.
La hice subir y al llegar arriba pareció más ágil de lo que yo pensaba salto bien, eso sí se quitó los zapatos, y los tiro al otro lado.
Fuimos en silencio por las calles vacías del cementerio, las cámaras nos observaban pero he de decir que solo veían a la pelirroja, al llegar a la zona más antigua ya no había ojos mirando y un sonido me hizo girarme era el pero no apareció, solo dijo me trae un regalo que detalle no me gusta la sangre drogada, yo le dije, no es un regalo es una mascota que he cogido, la pelirroja se hizo pis, que asco, y se desmayó.
Me sentí mal por ella porque se debió hacer daño al caer, pero así podía llevarla mejor era muy difícil, cazar con una presa grande con el cebo moviéndose.
Nosferatun me observo en silencio, sin hablar y a la chica, creo que encogió los hombros pero solo me dijo, mientes muy mal.
Cómo te llamas, le dije y mientras la oscuridad le devoraba me dijo yo, solo yo.
Cargo con mi chica pelirroja hasta la otra valla y salte con ella hasta la calle, la puse como si estuviera sentada y pare un taxi, el taxista me dijo donde vais y yo dije, a Moncloa.
Nos llevó sin parar de mirar hacia atrás creo que tenía mucha preocupación por que no le pagáramos, le latía muy fuerte el corazón y mi amiga olía a todo menos a frescor.
Cuando llegamos al ministerio del aire, le dije que parara y baje a mi amiga, le pague y se fue como si flipara, creo que pensó que se trataba de dos chicas que habían hecho cosas raras en el cementerio.
Lo cierto es que pesaba como una pluma, pero yo tenía que buscar un lugar para tenerla, había una pensión que había visto una vez en  el parque del oeste, justo en príncipe pio, así que atravesé por el parque, ahí no parecía raro que fueran dos putas por la noche y una fuera muy colocada así que no llame la atención, pero era otra forma de alertar a aquellos a los que quería cazar, no me iba se lo iba a poner fácil.
Fuimos a esta pensión la mujer que nos atendió nos dijo que no podíamos alojarnos por horas y le dije que había venido a buscar a mi amiga y esta estaba fatal, la mujer me creyó porque pague por una semana, supongo que eso fue lo que la hizo creer.
A la semana cogeríamos un avión, quería ver si esta mujer como su acento me hacía sospechar era del este de Europa, pero necesitaba que se espabilara.
Noche y un viaje a Bulgaria.


Cuando mi amiga se espabilo descubrí porque mi nuevo amigo no quiso ni tocarla, era adicta a un coctel raro, heroína y metanfetaminas, comenzó con temblores, náuseas y defecaciones a tope, así que llegue a pensar en dejarla, pero había comenzado a jugar a algo y no lo podía dejar ahora.
Me fui a comprar dos billetes de tren, lo hice en una agencia de viajes que estaba situada cerca del hostal, la chica pelirroja se llamaba Bilyana, la trajeron a España para trabajar de limpiadora, pero limpiaba cosas que no eran casas.
Lo había pasado mal, la habían quitado su DNI por lo que no podía salir de España y fuimos a la comisaria a denunciar que la habían robado el DNI en una discoteca, para ir la tuve que comprar ropa, unos vaqueros y una camiseta, junto con unas deportivas, los zapatos que llevaba la noche que la libere, se habían quedado sin uno de los tacones.
La ropa que llevaba la tiramos a la basura, mejor dejar todo fuera.
La lleve a la peluquería y la corte el pelo, tras tres días la heroína no estaba no el resto de sustancias que la hacían delirar, pero bueno estaba casi bien.
La dije que la ayude porque yo pase por algo parecido, ni de coña era cierto, pero cuantas menos explicaciones la dieran mejor sería para todos.
Lo cierto, es que me hablo de su abuela, de sus hermanas y me dijo que ahora no las darían dinero, yo la dije bueno quizás no se lo hayan dado nunca.
Cuando por fin como ciudadana sin antecedentes pudimos salir habían pasado varios meses, en todo este tiempo me aleje de Viktor.
Sin embargo le llame y le pedí un favor que buscara a su amigo Igor y que le pidiera que sus dos guardaespaldas me llevaran las maletas al tren, necesitaba que vieran entrar en el tren a mi nueva amiga.
Cuando llegaron la vieron subir y sus caras fueron un poema, efectivamente yo no iba a ir a Bulgaria pero mi amiga tenia los billetes para ir, hasta Paris y de ahí hacia su país.
Yo la había liberado y devuelto a casa con un puñado de dinero para comer y yo iba a ir en ese tren pero sin que ellos lo supieran, claro.
Los dos esbirros tatuados llamaron a su jefe, y recibieron instrucciones, el que me atraía el tal Vladimir estaba muy serio y triste, el otro hablaba de lo que nos iban a hacer, yo simplemente fui a esperar a llegar a Barcelona, hacer mi transbordo a Paris, iba a ser tan divertido.













lunes, 15 de mayo de 2017

Tacones de rojo sangre




Me registró en el hotel,
De la vida resentida,
Sobre el mostrador una llave,
La llave de la vida misma,
Sobre la alfombra camino,
No quiero escuchar mis pisadas,
Mientras me elevo sobre las nubes,
Tú hablas con ingrávidas palabras,
Como gotas de lluvia que caen hacia arriba,
En consentida medida,
Entre gárgolas camino,
Me estremecen las nubes,
El puente de adoquines negros,
La muerte mece el destino,
Una vez fuimos destierro,
Ahora tras los ventanales,
Observo y miro la lluvia,
Las gotas juegan conmigo,
Giran y hacen renglones,
Unos son rectos y finos,
Gárgolas que lloran sangre,
me mecen en su regazo,
un salto a la negra noche,
todo esto habrá acabado,
pero las gotas me miran
calzo me bellos zapatos,
de tacones como sangre,
de lazos que solo la vida ata,


mientras en un suspiro de luna,
La vida sigue su paso. 

lunes, 10 de abril de 2017

La victima del victimario.



Insistes en culparme de algo que no es mi culpa,
Me acusas con necedades sin motivo y sin razón,
Buscas en las palabras puñales para matarme,
Criticas todo aquello que hago o puedo pensar,
Me intentas anular con algo que no comprendo,
Es la singularidad del victimismo absurdo,
Lanzas palabras hirientes a quien te quiera escuchar,
Buscas aliados para hacerme daño,
Mas si te hablo te ataco,
Si no lo hago también,
Si te ignoro yo te agredo,
Aunque no entiendo el por qué,
Permíteme que te diga,
Sin temor a la verdad,
Que hay cosas en esta vida,
Que uno tiene que pasar,
Buscar culpas y culpables,
Nunca ataja los problemas,
Que los problemas están en lo alto de un sistema,
Ahora quisiera decirte sin temor a equivocarme,
Que acusar sin fundamento es un acto deplorable,
Que aquel que busca enemigos,
Sin quererlo los encuentra,
Pero no va a ser conmigo,
Víctima de lo que quieras,
Que será con tu enemigo,
Otra víctima de escena,
Pues aquel que siempre se esconde,
En su mundo de ignorancia,
Suele encontrar en su camino,
Personas que son igual,
Y espero que des con una
Que no puedas victimar. 

sábado, 8 de abril de 2017

El ataque



El ataque
De la necedad a la locura,
Que estado de cosas paso,
No es el tiempo quien bate alas al viento,
Son los necios que el tiempo devolvió,
Un loco solo es un enfermo
Y de su ataque se demuestra esta verdad,
Pero locos genocidas convencidos de su verdad,
Al mundo llevaron a la guerra,
Por lo que es la locura un mal que hay que sanar,
Aunque reconozco que son los necios no locos,
Los que me preocupan,
Pues siguen a los locos sin pensar,
Y los hay que por envidia necios se vuelven,
No pensar en lo que dicen
Atacar en gran medida,
Metiendo a otros en un conflicto
Sin que se puedan defender,
Eso es lo que me provoca ira,
Que alguien sea capaz de culpar
A terceros sin que estos abran la boca,
Porque en definitiva ellos tan necios,
Se creen en pos de la verdad,
De una verdad asumida que no contrastan
Así se invaden países,
Así se ataca a un grupo de personas en un grupo,
Ni se pregunta se asume,
Que los necios, los locos, son la verdad,
Pero quizás todos son eso,
Envidiosos, necios y locos. 

La envidia



La envidia.
Crece y se esparce como la peste negra,
Envuelta en color de verde pútrido,
De su boca salen verdades a medias,
Intentan convencernos de la necedad,
Conlleva el tiempo una negatividad,
Que embelesa la calma de los necios,
Amenazas y mentiras,
Eso en definitiva es la envidia.